¿Cual es nuestro proyecto?

logo PASALO

El contexto socioeconómico es desolador, el número de personas desempleadas registradas en Puçol supera las 1.800 sobre una población de 18.000 habitantes, y las perspectivas de que esta cifra disminuya son, a corto y medio plazo, nulas.

Muchas familias están viendo como sus ingresos disminuyen o desaparecen, teniendo que encomendarse, en el mejor de los casos, a la solidaridad familiar, poniendo en una situación de mayor vulnerabilidad a las personas de su entorno.

Las diversas instituciones también están desbordadas, los servicios sociales no cuentan con los recursos para atender a los afectados y la sociedad civil aun no ha desarrollado los mecanismos para paliar esta situación a pesar que una gran mayoría, a nivel individual, estaría dispuesta a colaborar en  la medida de sus posibilidades y voluntad.

Es el momento de generar y coordinar recursos y sinergias para poder atender las necesidades de las personas afectadas por la actual coyuntura socioeconómica.

Contamos con parte de la información, los servicios sociales conocen a parte de las personas y familias que necesitan esta ayuda, otras entidades como la PAH o Cáritas también disponen de información fidedigna sobre a quién dirigir los recursos, pero aun queda un número importante de personas que, por distintas circunstancias, no están identificadas y requieren de apoyo.

A través del contacto directo, del encauzamiento por parte de las diferentes entidades colaboradoras y de la dignificación de su situación conseguiremos llegar a ese grupo “oculto”.

Es muy importante definir el volumen necesario para cubrir las necesidades del colectivo para dosificar y acomodar los esfuerzos a este objetivo puesto que la campaña tendrá que mantenerse durante un largo periodo de tiempo.

 En función del apoyo social del proyecto se podrán establecer los mecanismos logísticos que consideremos adecuados, aunque en el caso de no poder desarrollarlos siempre podremos contar con la infraestructura de las mencionadas instituciones para la recogida, almacenamiento, gestión y reparto de la ayuda.

Al existir una entidad municipal (Servicios Sociales) que facilita una información objetiva, otra con vinculaciones eclesiásticas y una enorme experiencia en estos menesteres (Cáritas) y otra (PAH) completamente laica y con una sólida y creciente credibilidad, cualquier afectado va a encontrar el interlocutor adecuado para que no le resulte aun más difícil o violento el solicitar y lograr colaboración.

Solo nos falta conseguir los recursos.

Un grupo de personas estamos dispuestas y vamos a iniciar contactos con distintos colectivos de la población, asociaciones, partidos, sindicatos y empresas, para informar sobre esta campaña y pedir su colaboración y adhesión. También vamos a ponernos en contacto con los diversos centros educativos, tanto públicos como privados, para solicitar su apoyo ya que, en principio, son una parte fundamental del proyecto. Tras el contacto con estos colectivos y una vez determinado el nivel de implicación y la capacidad de acción del proyecto, se realizará una conferencia de presentación a la ciudadanía en general del proyecto.

Vamos a desarrollar diversos materiales y recursos de comunicación para las distintas fases del proyecto, información/concienciación, ejecución y continuidad.

Todos estos materiales puedes encontrarlos en la pestaña “biblioteca”.

El objetivo del proyecto no es conseguir un enorme volumen de recursos coyunturalmente puesto que no nos hayamos frente a un problema puntual. De lo que se trata es de obtener los recursos necesarios, semana a semana, para atender en la mayor medida de lo posible las necesidades básicas de los afectados.

Una vez definidos los objetivos, conocidas las entidades colaboradoras y desarrollada la campaña de comunicación, la mecánica para la obtención de recursos será la siguiente.

Recursos de primera necesidad.

Estableceremos un ciclo de colaboraciones, de modo que convirtamos la colaboración en algo agradable y anecdótico y no en una pesada responsabilidad. Así pues, cada semana se pulsarán un número de centros colaboradores (colegios, empresas y establecimientos comerciales) que colocarán el correspondiente cartel comunicando el día límite para la recogida de recursos y repartirán entre sus empleados, clientes o alumnos una tarjeta recordatorio. En los centros educativos y en las empresas con mayor número de empleados dispondremos diversos contenedores para recoger los diferentes recursos. El día de recogida los voluntarios pasaran a por los recursos y los llevarán a los distintos locales dispuestos al efecto por las entidades colaboradoras para su distribución.

Otros recursos y servicios.

Para alimentos perecederos, servicios y otras necesidades el planteamiento anterior no resulta eficaz por lo que deberemos arbitrar sistemas de pago para la obtención por parte de los usuarios de estos otros recursos.

Aquellas asociaciones, instituciones, empresas y particulares que quieran ser colaboradores deberán  asumir un cuota mínima anual y la adhesión al proyecto en teaming.com (una microdonación de 1 euro al mes). Estas cantidades permitirán desarrollar una herramienta de pago para los usuarios que podrán utilizarla en los establecimientos adheridos al proyecto. No se libarará jamás ninguna herramienta de pago que no esté avalada por el equivalente en metálico procedente de las donaciones.

En la medida de lo posible los donativos estarán administrados por las asociaciones de comerciantes  adheridas al proyecto, aunque supervisadas y auditadas por las personas designadas a tal efecto por la Asamblea de la Plataforma.

La herramienta de pago supone una aportación por parte de los comerciantes de un pequeño porcentaje para promoción y desarrollo de materiales.

De este modo los usuarios podran obtener acceso a diferentes productos y servicios diferentes a alimentos básicos no perecederos.

Aprovechamiento de sinergias con terceros (empresas).

No se descarta el aceptar la colaboración de empresas, de hecho ya se ha empezado a negociar un  acuerdo de aportación de productos a cambio de la visibilización de los mismos en los establecimientos comerciales colaboradores.

Algunas consideraciones.

Se trata de una iniciativa ciudadana alejada de cualquier intención notoriedad y protagonismo, tanto por parte de las personas como de las instituciones y empresas participantes.

Consideramos un objetivo capital la dignificación  de las personas, de su situación y del concepto “ayuda”. No es caridad, se trata de solidaridad.

Otro aspecto que consideramos muy importante es la implicación de los mismos afectados en la dinámica del proyecto.

La dosificación del esfuerzo y los recursos es muy importante, el proyecto se extenderá tanto como sea necesario.

El intercambio de experiencias entre las distintas personas y entidades que se puedan ir sumando al proyecto, el conocimiento mutuo y el hecho de compartir espacios y vivencias nuevos, fomentará el respeto y la solidaridad de los interactuantes, posibilitando nuevos marcos relacionales.

En otros municipios también se están intentando desarrollar proyectos similares, por ello estamos en contacto con distintos colectivos para intentar aprovechar y compartir las experiencias, materiales y recursos que se vayan generando.

Este es un proyecto abierto a todas las personas, colectivos y entidades que se quieran sumar, por lo que si este documento te parece un punto de partida interesante puedes seguir enriqueciéndolo con tus consideraciones así como hacerlo circular en tu entorno.

 Esperamos recibir pronto tus impresiones a través de pasalo.puzol@gmail.com .

logo PASALO